Gran éxito en la convocatoria de la manifestación del 15M en Burgos contra la mercantilización de la política

Cientos de personas recorrieron ayer por la tarde las calles de Burgos para demostrar su indignación con el sistema y pedir un cambio político y social. Así, Burgos se unía al movimiento pacífico Democracia Real Ya, que consiguió movilizar a decenas de miles de personas en todo el país para protestar por la corrupción, por los recortes y por el rescate de los bancos a pesar de sus astronómicos beneficios.
La manifestación comenzó a las 20:00 horas en la Plaza del Cid, donde ya se congregaban más de doscientas personas con silbatos, cacerolas… La marcha se desarrolló en un ambiente festivo y pacífico, mientras la gente se unía para cantar y gritar lemas como “Porqué manda el mercado, si yo no le he votado”, “banquero el que no bote”, “tenemos la solución, los banqueros a prisión”, “basta de falacia, queremos democracia”, “Si quieres que te vote, no chupes del bote” o “el pueblo, unido, jamás será vencido”… entre muchos otros.
Los y las burgalesas también demostraron que la revolución no tiene edad, ni color, ni religión. Niños y niñas, jóvenes, trabajadores y trabajadoras, estudiantes, pensionistas… protestaron porque los políticos no los tienen en cuenta en la toma de decisiones. “No nos mires, únete”, les gritaban a los transeúntes con los que se cruzaban, recordándoles que la salida a la crisis no es recortar los derechos sociales.
Al llegar a la Plaza Mayor, los manifestantes habían aumentado mucho, hasta llegar a más de 350 personas, según la policía, muchas de los cuales habían improvisado sus propios carteles y pancartas. Allí se encendieron varias tracas de petardos y se leyó el manifiesto, que se puede descargar en http://www.democraciarealya.es 
Desde la plataforma local de Democracia Real Ya queremos hacernos eco de este gran éxito, y agradeceros a tod@s vuestra presencia y esfuerzo; pero sobre todo, queremos invitaros a seguir indignad@s. Esto no acaba aquí, hay que seguir luchando para que los políticos sepan que no estamos dispuestos a pagar su crisis ni a tolerar un sistema que nos convierte en un voto que ganar. No somos mercancía. Unidos podemos cambiar el mundo.
Se convocaron manifestaciones en más de 50 ciudades españolas, y la prensa ha empezado a publicar las cifras de asistentes: más de 25.000 personas en Madrid y más de 15.000 en Barcelona. Pero las ciudades más pequeñas no se han quedado atrás: un centenar en Pamplona, trescientos en Guadalajara, un millar en Alicante, cinco mil en Galicia, dos mil en Palma de Mallorca, tres mil en Sevilla…

Anuncios